Menu

Maru Campos: la resta calderonista

Como ya se sabe por todas partes, el ex presidente Felipe Calderón brindó su apoyo a la candidata Maru Campos Galván. Se festinó el hecho como un acontecimiento, y lo es porque se trata de un político que estuvo al más alto nivel del poder en México.

De alguna manera le paga así a la candidata su apoyo en 2006, cuando asaltó la tribuna para que Calderón se hiciera formalmente con la Presidencia, “haiga sido como haiga sido”, lo que históricamente demeritó al panismo liberal de cepa, que llegó a ser motivo de llamarlos “los místicos del voto”.

2006 recuerda el gran divorcio del PAN con Manuel Gómez Morín, al que se le quema mucho incienso, se le lee poco y se le acata menos. Pero esto es un problema de otra índole, lo demás es que Calderón al lado de Campos Galván no suma, sino resta, porque en todos los rincones de Chihuahua hay víctimas de su estéril guerra y de sus fracasos enormes. 

Así que es una impericia mostrarse en público con él. Pero lo verdaderamente grave tras el mensaje subliminal, es la incorporación de una derecha política resentida y pro fascista, que va cobrando curso en el México de hoy. El acuerdo en cuestión habla de maridaje de esa derecha en todo el país. 

De paso, Calderón vino a cobrarle a Corral los denuestos que el Ejecutivo local le prodigó en memorable carta, y vino a cargarlo de epítetos injuriosos, quizá algunos con proximidad a la realidad, pero que habla muy claro de que entre panistas se odian más que entre calvinistas y católicos del Siglo XVI, de aquella noche de San Bartolomé. Quizá exagero, pero no está muy fuera de lugar mi afirmación, más si hay abundancia de ron y tequila. 

Categorías:   Columna

Comentarios

  • Avatar

    Publicado: 27 abril, 2021 16:02

    MANUEL HERRERA HERNANDEZ

    LA DEGRADACION DE LA POLITICA...
  • Avatar

    Publicado: 27 abril, 2021 16:34

    david rodriguez

    No solo Impericia, la presentación de ambos, Creo que se trata de una Impudicia, pues ambos tienen en común su deshonestidad.
  • Avatar

    Publicado: 27 abril, 2021 23:55

    Trini

    Lamentablemente las muertes violentas en esta gestión de Andrés Manuel López Obrador casi triplican las de el sexenio de Felipe Calderón y se incrementaron en una tercera parte respecto del sexenio de Enrique Peña Nieto, esto sin considerar que se equiparan a las del sexenio más violento de México que es el del amigo de López Obrador, el PRIista Ernesto Zedillo Ponce de León, esos terribles tiempos del “Mocha Orejas” y eso que entonces como ahora, hay una clara connivencia de los órganos del Estado Mexicano con el flagelo del Narcotráfico, las Mafias y la Delincuencia Organizada local y global. Ojalá en vez de seguir polarizando al pueblo y enfermizamente tratar de concentrar todo el poder en su persona, para ser embalsamado y venerado como Lenin en la posteridad, López Obrador, se ponga ya a trabajar en ese y otros temas a favor de toda la nación, de no rectificar, correrá el mismo decepcionante destino de Javier Corral Jurado aquí en Chihuahua. Por supuesto que los temas de “lucha de clases”, odio social y demás temas de la izquierda, son ajenos a la idiosincrasia chihuahuense y el delfín de López Obrador, su delegado, su acólito designado por él para Chihuahua, no ganará el próximo 6 de junio. Al tiempo.