Menu

Futuros alcaldes ¿con charola en ristre?

Lo pequeño es hermoso, dijo un pensador contemporáneo, Leopold Kohr, un personaje que puedo tildar de semiolvidado. Como toda buena frase, hace gala de precisión y lleva, implícita y explícitamente, una recomendación: bajar al microcosmos para de ahí entender el macrocosmos. En realidad, no afirma que lo pequeño sea hermoso en estricto sentido, aunque de hecho también pueda serlo.

La frase viene a cuento ya que en los próximos años tendremos la gran oportunidad de ver, desde lo pequeño, el comportamiento de lo esencial del nuevo partido MORENA que se elevó a las alturas. No se tratará tanto de voltear hacia el Palacio Nacional, que todos lo verán, cuanto de ver el comportamiento completo de alcaldes, funcionarios municipales, síndicos, diputados locales, federales y senadores. Ver de abajo para arriba –y lo advierto desde ahora– nos vamos a topar con buenos desempeños en la cosa pública, pero también deplorables, como algunos de los que ya ocupan la logósfera.

Hay que dar tiempo al tiempo y esperar que los hechos hablen para evitar la ligereza del comentario efímero. No vaya a ser, sobre todo en la vida municipal, que se reproduzcan las escenas que nos dejó José Rubén Romero (el escritor costumbrista michoacano de la primera parte del siglo XX, nacido en Cotija de la Paz) en una de sus novelas (de las poco conocidas porque ganó fama, a mi juicio, únicamente La vida inútil de Pito Pérez, tan exitosa que fue llevada al cine):Apuntes de un lugareño.

Lo quiero decir explícitamente: en un pueblo al que entraban y salían los ejércitos triunfadores del momento, durante la Revolución mexicana, pronto advirtieron los parroquianos que en el balcón del edificio de la presidencia municipal estaban, en lo alto por supuesto, los mismos de siempre: los lerdistas, los porfiristas, los dueños de los pueblos como se dice coloquialmente.

Por eso, ver desde lo pequeño resulta hermoso, porque genera conocimiento y permite apuntar bien las flechas de la crítica, en mi caso los facebookazos. Seguro estoy que veremos alcaldes, charola en ristre, dando la nota.

 

Categorías:   Columna

Comentarios

  • Publicado: 18 julio, 2018 16:09

    víctor bueno

    Hasta donde alcanzo a ver, el del balcón se ha bajado para estar a nivel de plaza y desalentar a los que quisieran estar arriba. Aplaudo y apoyo todas aquellas acciones que obliguen al político y a la política a dar un Servicio de Calidad. Servicio significa dar UTILIDAD permanente y Calidad significa equilibrar la mesa de tres patas: una pata soporta el conocimiento técnico, la otra el conocimiento social y la otra el conocimiento personal. El tablero de la mesa es la ética, la eficacia y la responsabilidad en todos los órdenes de la sociedad. Desprovisto de la simulación, la costosa demagogia, la desfachatez del cinismo, la avaricia, codicia y prepotencia. Pregunto ¿Es usted un inútil? ¿Su calidad es tan chafa como una moneda de cinco pesos? ¿A usted lo mueve el poder económico y político? Si así es, desde ahorita se puede ir al rancho de Don Andres Manuel López Obrador. ¡Bye!
  • Publicado: 19 julio, 2018 11:44

    victor bueno

    En el caso de Chihuahua, la esposa de Javier Corral, Cinthia Chavira, quien sí funge como presidenta del DIF Estatal, hizo algunas reflexiones interesantes, también en redes sociales. “Tengo como regla desde que la vida y sus circunstancias me colocaron al lado de Javier, evitar siempre tomar espacios que otras mujeres han conquistado por méritos. Por ello nunca he considerado la posibilidad de incursionar en política en la búsqueda de posición alguna. Sin embargo pienso que tampoco se debe desperdiciar la oportunidad de influir positivamente en la sociedad a la que pertenecemos”, apuntó.“Se trata de escuchar y hacer valer de esa, nuestra parte sensible de lo femenino, no una mera representación del rol clásico de la esposa del mandatario, sino un compromiso de fondo. Que significa un no rotundo al ejercicio del poder y un sí absoluto al servicio a los demás”, agregó. “En el día a día de nuestra agenda, puedo compartir que la esposa del gobernante emprende una pequeña gran batalla, que consiste en probar que no somos objetos decorativos, un día sí y el siguiente también (…) Porque independientemente de las funciones que como mujeres tenemos, ya sea en el hogar, en el mundo laboral o en el quehacer público, todas tenemos el reto de entregar a las generaciones venideras un mejor estado, un país más solidario (…)”. Chavira va más allá, al plantear que como primera dama –o como se quiera definir el título- hay que escuchar lo que tienen que decir las personas al respecto, si les resulta útil la labor que desempeñan o si es tiempo de trasformaciones de este modelo, obviamente para bien. Hablando de Calidad en el Servicio. Saludos Señora Cinthia Chavira. Un abrazo. Rafagas. El Heraldo de Chihuahua. 19/07/2018