Jaime García Chávez

Menu

Adiós, cacique, nos vemos en los tribunales: Después de mí, ¿el diluvio?

La frase que históricamente se le atribuye al ególatra y odiado rey francés Luis XV (Después de mí, el diluvio), cobra hoy vigencia ante la partida de su par chihuahuense, quizá el más corrupto gobernante en la historia del estado, César Horacio Duarte Jáquez. Se advierte en las imágenes al margen: así lo despedimos hoy frente a un Palacio de Gobierno caracterizado por sus puertas cerradas y ante la exigencia que prevalece: ¡Acción penal contra Duarte ya!

 

Si te gusta, compárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterPrint this page

Categories:   Columna

Comments

  • Posted: 3 octubre, 2016 18:27

    Jayden Tavarez

    sería excelente incluír esa imágen en los frisos de la nueva plaza
  • Posted: 3 octubre, 2016 21:55

    Antonio Campos Chacòn

    Mis respetos Lic. Jaime Garcia Chàvez. Su congruencia es heròica.
  • Posted: 5 octubre, 2016 19:16

    victor bueno

    ¿De que te sirve tanto dinero si la verguenza no te permite siquiera mirarte al espejo?