Jaime García Chávez

Menu

AMLO, en blanco y negro en Chihuahua

La visita de Andrés Manuel López Obrador se puede ver por partida doble: por una parte asistió gente que en verdad busca opciones políticas diferentes a la derecha que gobierna el país y, a la vez, se presentaron políticos profesionales que ya forman parte del catálogo del desprestigio chihuahuense.

Acostumbrado a plantear un país en blanco y negro, AMLO fue condescendiente esta ocasión y pidió a una de las partes “no ser tan estricta” a la hora en que esta abucheó a la otra integrada por personajes de veleidoso nivel como Jaime Beltrán del Río, exalcalde panista de Delicias, candidato perdedor a la gubernatura por el PRD y uno de los cómplices políticos del prófugo César Duarte Jáquez, desde su posición ejecutiva en Unión Progreso. La rechifla también le tocó al también exdirigente panista y excandidato a gobernador por Movimiento Ciudadano, Cruz Pérez Cuéllar, así como al perredista aliado del PRI, Héctor Barraza, exdiputado y síndico municipal de Chihuahua impuesto por Duarte Jáquez. Y lo mismo ocurrió con el nuevo expriísta Víctor Valencia de los Santos.

No es la primera vez que López Obrador es condescendiente con los enemigos de Chihuahua, esos que suele ver cuando no están de su lado. Baste recordar el proceso rumbo a las elecciones de 2006 cuando se aferró a tener como candidato en esta entidad al socio político de Patricio Martínez, Víctor Emilio Anchondo Paredes, cómplice de aquel en la impunidad en que cayeron muchos crímenes de mujeres durante su sexenio. Como se recordará, hasta el hoy secretario de Desarrollo Social del gabinete panista de Javier Corral, Víctor Quintana Silveyra decidió ir como segundón en la fórmula, entonces perredista, con Anchondo Paredes.

Este tipo de autoindulgencias por parte de AMLO tuvieron un alto costo para el PRD de esa época, y el resultado fue el resquebrajamiento del partido, tanto que hasta el propio “Peje” lo abandonó y decidió crear el suyo propio.

Es muy difícil saber cuánto restan estos personajes de negro historial para la causa de la izquierda que encabeza el tabasqueño, pero al menos estos cuatro son visibles. Sin embargo, la pregunta que asalta es cuántos más como ellos habrán esparcidos afuera.

 

Si te gusta, compárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterPrint this page

Categories:   Columna

Comments

  • Posted: 19 Junio, 2017 18:06

    Juan José Aguilar Chaparro

    Lo práctico de esta firma de acuerdo nacional que se dió ayer es que cada uno de ellos suman dos dado que restan allá y suman acá, muchos nos oponemos a esa aceptación pero por cuestión práctica que pasen. en su momento de las candidaturas estaremos al pendiente para evitar un desprestigio mayor. En su escrito por lo menos se nos invita a dar puntos de vista. y por ello Gracias.
  • Posted: 19 Junio, 2017 20:08

    Carlos Alberto Rico Bovio

    La política es miel que atrae zafios moscardones y nuestro país esta lleno de ellos. No veo novedad alguna en el recuento de estos hechos. De lo que si estoy ABSOLUTAMENTE SEGURO es por esta via llegaremos muy pronto al mismo punto de partida
  • Posted: 19 Junio, 2017 20:30

    victor bueno

    La pregunta que asalta es ¿cuántos más como ellos habrán esparcidos afuera? Pregunta que hace el Lic. García Chávez en lo referente al cascajo que viene coleccionando Don Manuel. Al paso que va este redentor de pecadores (corruptos y asesinosI) y resucitador de fiambres sin hueso, no sera extraño ver enlistados en primera fila a toda esta basofia que es odiada por los mexicanos y mexicanas desprovistos de abaricias y codicias. ¿Cómo le ira a hacer Don Manuel, en caso de obtener la presidencia, para conciliar en un sexenio los intereses representados por salinas, fox, zedillo, calderón, peña, osorio y la mafia del poder en su conjunto? Un sexenio no le será suficiente para cambiar al pueblo del bagón de carga en donde viaja al de primera clase. Esto no sería un equipo de gobierno, sería una caricatura de mil cabezas. ¡Aguas!