Jaime García Chávez

Menu

Golpear el hierro cuando está caliente: acción penal vs Duarte y su pandilla

Cuando Emilio Zolá lanzó su histórico Yo acuso, dijo también otra cosa que se recuerda escasamente pero no por ello tiene menor significación: la verdad está en marcha y nada la detendrá. En el escándalo César Duarte Jáquez esa verdad se ha puesto en movimiento y no tiene, ni jurídica ni política ni éticamente, más desembocadura que el tirano chihuahuense debe ir a parar ante los tribunales a responder por sus graves faltas, y con él sus cómplices. Hay cuatro vertientes que así lo dicen de manera inequívoca:

Primera. La denuncia penal (expediente AP/PGR/UEAF/001/2014-09) interpuesta el 23 de septiembre de 2014 y que el despliegue de la averiguación arroja la comprobación de los delitos cometidos por César Duarte, Jaime Herrera Corral y Carlos Hermosillo Arteaga. Se trata del escándalo Unión Progreso, que ha llevado en estos días a los integrantes de Unión Ciudadana a realizar un evento público de balance que se celebrará el próximo 26 de septiembre a las 6:00 de la tarde en Casa Siglo XIX de la ciudad de Chihuahua. Esta vertiente es, quizá, la más conocida porque marcó el derrumbe de la tiranía.

Segunda. El escándalo de los invernaderos españoles , puesto el día de hoy al rojo vivo por la entrevista con el reclamante Ángel Cano, realizada por Guillermo López Portillo para el programa de Carlos Loret de Mola en Televisa. De una lectura rápida se extrae la conclusión del comportamiento mitómano de César Duarte, sus amenazas, su arrogancia al presumir que él es dueño de la Fiscalía, los jueces y magistrados, y el señalamiento puntual de que intentó pagar con dinero público de los chihuahuenses sus deudas privadas, que alcanzan a su consorte, Bertha Gómez, al hoy diputado Carlos Hermosillo Arteaga y al secretario de Gobierno, Mario Trevizo. Al parecer, se han desencadenado los mecanismos para una cobranza multimillonaria, particularmente acudir ante la PGR para presentar una formal denuncia penal que va a destapar una cloaca del grupo compacto de César Duarte en el que está involucrado también el empresario Jaime Galván. Se trata de un escándalo que alcanza el rango de novela policiaca, con todo lo que esto implica.

Tercera. Es la vertiente de reclamos, por lo general patrimoniales, de particulares humillados y ofendidos por el duartismo para torcer voluntades y configurar negocios absolutamente ventajosos y muy propios de otras épocas del país. Al menos en mi despacho hay expedientes que hablan muy claro al respecto de la celebración de ventas forzadas, notarios traidores a la buena fe pública y otras lindezas. Ojalá y estos particulares se decidan, finalmente, a iniciar sus demandas, por lo que se hace indispensable que haya un Poder Judicial desligado de los intereses del duartismo para tener del lado de la justicia la imparcialidad que la hace posible.

Cuarta. La última de las vertientes aquí enumerada, y quizá la que se pueda estructurar de mejor manera y acompañar de una gran voluntad política, es la que se derivará de los desmanes cometidos por el gobierno actual, especialmente en la Secretaría de Hacienda del socio de Duarte, Jaime Herrera, y que podrá documentar con absoluto rigor el futuro gobierno.

Sin duda esta verdad está en marcha y nadie la detendrá. Cuando el fierro está candente, es cuando hay que martillarlo. Ya no más oportunidades al duartismo. Está llegando la hora de las definiciones que pueden marcar un hito histórico en la lucha contra la corrupción en el país. Que César Duarte y su pandilla paguen será la prueba tangible de un derrumbe del régimen de corrupción e impunidad que impera en el país. Es un tema que no admite parches ni remiendos, ni obsequiosidades ni claudicaciones. En el fondo está la idea-fuerza que encabeza la denuncia del 23 de septiembre y que se debe a la pluma del gran jurista italiano Luigi Ferrajoli, que reproduzco por su enorme valía:

“…nuestro Estado es en realidad un doble Estado, detrás de cuya fachada legal y representativa había crecido un infra-Estado clandestino, dotado de sus propios códigos y tributos, organizado en centros de poder ocultos, destinado a la apropiación privada de la cosa pública y recorrido secretamente de recurrentes tentaciones subversivas. Así, pues, un doble Estado oculto y paralelo que contradecía todos los principios de la democracia política y del Estado de Derecho, desde el principio de legalidad al de publicidad, visibilidad, controlabilidad y responsabilidad de los poderes públicos”.

 

 

Si te gusta, compárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterPrint this page

Categories:   Columna

Comments

  • Posted: 21 Septiembre, 2016 11:57

    victor bueno

    Unión Ciudadana salió a la defensa acompañado de hombres y de mujeres y denunció El Optimismo Forzado establecido por el tirano-duarte. No nos quedó de otra, estabamos acorralados y la realidad se impuso. Lo que nos decian las narrativas de la industria de las noticias fue falso y en algunas circunstancias la comunidad intelectual y académica no mostró orgullo alguno. Destapamos el laboratorio de la corrupción, desenmascaramos a los químicos de la impunidad y a el autoritarismo organizado lo pusimos ante el tribunal de la legalidad. Se vivían tiempos exacerbados y la desncantada democracia preguntó ¿Qué se tiene que hacer para ser respetado como bueno? ¿Qué debemos hacer cuando caminamos desprendidos de toda humanidad; cuando pisoteamos la ética en el actuar y somos complices de las injusticias? Jalarnos el pelo por la desesperación sólo nos dejará pelones. Unión Ciudadana ha sacado lo mejor de muchas personas, hoy somos más dignos e integras. El temor late pero sabe que el cambio va a venir de abajo.
  • Posted: 21 Septiembre, 2016 18:00

    David Rodríguez Solís

    Se tendrá que ser cauto con el señor Cano. He conciderado la posibilidad por lo perverso y malévolo de César Duarte, que ha sabiendas que puede venir un aseguramiento de bienes , haya recurrido al truco de simular un adeudo para que sean mantenidos a buen recaudo sus bienes. Por sus actos los conoceréis, si con la escritura o documento del fideicomiso lo negó, esto nos dice que es capaz de cualquier cosa el y su caterva adicional de cómplices voraces. Por tanto debe tomarse con la cautela debida este problema. Debo de comentar en honor a la verdad que no vi el programa de loret donde apareció entrevistado el señor Cano, no obstante hay que ver como se desenvuelven las cosas. Un abrazo lic. García Chávez.
  • Posted: 21 Septiembre, 2016 19:22

    victor bueno

    Cuatro vertientes que pasan de lado a lado a la ciudadanía: horizontal, vertical; de derecha a izquierda. Me quedo con la izquierda que pugna porque los regímenes autoritarios y corruptos se encuentren en la cárcel. ¿Qué se puede hacer para generar esa presión estatal con miras a desparramerse en lo nacional? Sencillo. Unión Ciudadana reclama tu heróica preesencia éste 26 de septiembre a las 6:00 pm. en la Casa Siglo XXI. Con tu sentimiento y pensamiento se fraguará la ética y la moral republicana.